Escuela de profesores UNIR

unir

La UNIR

Universidad_Internacional_de_La_RiojaEn primer lugar quiero destacar que la UNIR (Universidad Internacional de La Rioja) lleva años apostando por abrir nuevos caminos en el terreno de la Educación.
La UNIR ofrece estudios de grado, postgrado y máster, de diversos ámbitos; la Educación es solo uno de ellos, aunque me parece de los más interesantes y caracterizadores y es del que puedo hablar.
Su carácter de universidad  híbrida -presencial y a distancia- le ha permitido, además, multiplicar con los años su positiva influencia. La sede central están en España, en Logroño, pero ahora ya dispone también de sedes  en México, Colombia, Ecuador y Perú: ¡tiene unos 50.000 alumnos!

La Escuela de Profesores de la UNIR

En el ámbito de la formación en  Educación, sin duda alguna, la aportación de la UNIR ha sido extraordinaria desde su creación, máxime ante el estrepitoso fracaso del aprovechamiento de las TIC para una auténtica nueva educación, por culpa de los intereses comerciales y el adocenamiento y la corrupción  de la administración educativa.

Aspectos positivos

Así pues, en el terreno de la formación para educadores, quisiera  hablar de los cursos de la llamada Escuela de Profesores y destacar algunos aspectos positivos más, antes de presentar, modestamente, algunos apuntes críticos:

  • Su sistema de funcionamiento predica con el ejemplo y sus alumnos participan en un aprendizaje colaborativo, precisamente uno de los aspectos que pueden potenciar las TIC.
  • Destacan las tendencias educativas que dan el protagonismo al estudiante en el proceso de aprendizaje; se atiende al cambio de paradigma necesario: de centrarse en la enseñanza a centrarse el aprendizaje.
  • Su oferta de cursos relacionados con la educación es amplia, se renueva constantemente y está atenta a incorporar las novedades TIC.
  • Su carácter internacional fomenta que estudiantes de Educación y educadores intercambien experiencias y avancen juntos hacia una mejora de la Educación en todo el ámbito hispano.
  • Sus profesores son educadores en activo, con experiencia en el uso de las herramientas TIC e inclinados positivamente hacia el cambio educativo.

¿Qué propondría yo como mejorable?

Las llamadas TIC invitan espontáneamente a un nuevo tipo de enseñanza. Por muchas razones. Siempre pongo un ejemplo demoledor: los alumnos de Secundaria y del tramo final de Primaria pueden dar 80 veces la vuelta al mundo en una hora con su móvil…. ¡Y nosotros dedicamos una hora… a explicarles el complemento agente!
Así no podemos seguir, es evidente.
El sistema educativo  de todos los países iberoamericanos (incluidas Portugal y España) no es otro que el sistema USA, ¡que no nos engañen! Se trata simplemente de crear una sociedad de masas aborregadas y fácilmente fanatizables, dirigidas por una élite a la que se educa (relativamente) de verdad. ¡Es así de simple! No hay novedad «pedagógica» que no provenga de los infernales hornos de USA.
Contra esto, el modo más fácil de luchar es, precisamente, aprovechar adecuadamente las innovaciones tecnológicas: USANDO ADECUADAMENTE LAS HERRAMIENTAS ADECUADAS; no dejándose aplastar por el papanatismo, la presión comercial y la corrupción de políticos, administradores educativos y educadores bien colocados en el sistema.

La primera necesidad, la  fundamental, de los centros educativos de Primaria y Secundaria  es tener  autonomía tecnológica:

  1. una buena  (¡extraordinaria!) conexión a internet
  2.  un ordenador (no un móvil ni una tableta) para cada alumno.
  3. Un potente servidor dedicado (o un  potente alojamiento en la nube).

Si un centro posee autonomía tecnológica, el profesor puede tener autonomía tecnológica y experimentar y usar las herramientas tecnológicas que desee, en lugar de ceder a presiones comerciales o administrativas o actuar sin reflexionar. Y si el profesorado dispone de autonomía tecnológica, el alumnado también la podrá tener.

Realmente es tan sencillo como eso; sobran más que nunca los vacuos montajes pseudocientíficos «pedagógicos»: si le das un ordenador a un alumno, inmediatamente puede convertirse en el protagonista de su aprendizaje…¡siempre que tú reflexiones y actúes, en lugar de usar sin reflexionar las herramientas a las que te empujan  una administración corrupta, unas empresas poderosísimas…, o unos compañeros perezosos.

En este sentido, comentaría sobre la Escuela de Profesores de la UNIR:

  1.  No incluye un curso específico de wordpress, sin duda, la mejor herramienta educativa que existe, la más completa con sus decenas de miles de extensiones (plugins). Que wordpress, una herramienta gratuita y fácil de usar, sea ignorado o arrinconado por la comunidad educativa es la mejor prueba del fracaso de las TIC. ¿Quieres ver algunas cosas que hacen los alumnos con wordpress?: https://magialectora.com, https://2eso.best, https://3eso.club..
  2. Se ofrece un nuevo curso sobre las herramientas educativas de Google. Nada que objetar. Es bueno conocer y experimentar cualquier aportación tecnológica al terreno de la enseñanza.
    Ahora bien:

    • Gsuite se ofrece gratis para centros de enseñanza, pero originariamente fue creado para empresas. La comunicación entre alumnado, profesorado y, en su caso, familias, no es nunca equivalente a la comunicación y el trabajo «colaborativo» entre empleados de una empresa.
    • Classroom fue creado con la intención de simplificar y mejorar Moodle (que a su vez se hizo,no lo olvidemos, para  dar cursos a distancia: nosotros tenemos a los alumnos delante de nosotros).
      Moodle se ha refrescado con la incorporación de la extensión H5P (disponible mucho antes en wordpress), pero sigue siendo un armatoste pesado, difícil de digerir por los alumnos, complicado de usar para los profesores y complejo para un administrador (de ahí que muchos centros de enseñanza contraten a una empresa administradora)…. Y un aprendizaje activo tampoco consiste en enviar a los alumnos a poner crucecitas o rellenar huecos en un ejercicio autocorregido, ¡cuidado con esto también!
      Classroom sí simplifica Moodle y agiliza «ciertas cosas» que también se pueden hacer con Moodle, pero lo podó demasiado: suprimió la parte de ejercicios, cuaderno de notas etc…. Es decir, se convirtió en un gestor de cursos (documentos) a distancia más ágil y simple; no en una herramienta renovadora para un concepto de enseñanza más abierto y creativo.
      Cierto, desde la tienda play de google podemos incorporar algunas  aplicaciones  para confeccionar algunos tipos de ejercicios resueltos y un cuaderno de notas (gradebook) a Classroom, limitado a esas aplicaciones… Pero a costa de pagar por esas aplicaciones, desarrolladas la mayor parte de las veces por una sola persona (en lugar de decenas de miles, como ocurre con WordPress), ¡y nunca con la versatilidad e infinitas posibilidades que ofrecen las alrededor de 60.000 extensiones de wordpress!
      También podemos integrar Classroom con unas pocas aplicaciones externas no nativas Google  (Edpuzzle, Mindmeinster, Symba-loo, Plickers, Kahoot..), casi todas de pago… Pero nada comparable a wordpress que se puede integrar prácticamente con cualquier «cosa».
    • En definitiva, las aplicaciones educativas de la empresa de Mountan View, no favorecen por sí mismas un concepto abierto, creativo, colaborativo, personalizado y en el que el alumno sea protagonista de su aprendizaje.
      Además, son múltiples y dispersas y el tránsito de una a otro es farragoso. Durante la cuarentena por el covid 19, ha habido momentos en que  hubiera querido llorar viendo a alumnos y profesores yendo de aquí para allá, saltando de una aplicación a otra (que si el classroom, que si el drive, que si las hojas de cálculo, que si el meet, que si ahora vete al correo…), cuando todo, absolutamente todo se podría hacer desde una única página web hecha con wordpress
      ¡Y todo para acabar dando clases «magistrales» por videoconferencia, subir documentos y recibir documentos enviados por los alumnos…! Es decir, ¡al más puro estilo del siglo XIX! ¿Dónde está la innovación de la que tanto se han ufanado durante estos meses algunos recienllegados al uso de internet en las aulas?
  3. En la Escuela de Profesores de la UNIR también hay cursos que se ocupan de aspectos como la webquest, la gamificación, o el trabajo por proyectos. Una vez más, correctísimo.
    Una webquest es muy útil, especialmente en Primaria, aunque no sea, a estas alturas,  nada novedoso…. Y, por supuesto, puede hacerse con wordpress y gratis.
    Algo parecido diría de la gamificación…Siempre han existido los positivos y los negativos: no es tan novedoso gamificar. Hay webs especializadas en gamificación (la mayoría de pago), orientadas básicamente a Primaria y desde luego que pueden ser útiles…. Pero también podemos gamificar (y gratis) con wordpress, de un modo mucho más enriquecedor (por ejemplo, creando una red social de clase o de curso, o de colegio o ¡incluso una comunidad educativa en la que participen padres y abuelos!).
    Tampoco es ninguna novedad, contra lo que muchos piensan, el trabajar por proyectos. Nació hace décadas en la universidad, pero se adaptó con mucho más éxito y fecundidad a la enseñanza secundaria.
    Sin embargo, en la era de internet, es todavía más fácil reducir el concepto a su pureza: trabajo colaborativo en busca de un objetivo, intentando adaptarse a las cualidades diversas del alumnado.
    ¡Así de simple! Elige un proyecto y reparte tareas entre sus alumnos del modo que pienses que va a extraer lo mejor de todos.
    Y, por supuesto, aparte de valorar muy bien el trabajo práctico durante a realización del proyecto ¡haz exámenes, por el amor de Dios! Exámenes, controles, pruebas, lo que sea que objetive lo que el alumno ha retenido -teniendo en cuenta sus diferentes habilidades- y sin renunciar a  la memorización que es parte del aprendizaje hasta Secundaria.
    Lo desastroso ha sido cuando un ejemplo concreto de trabajo por proyectos se «ha hecho viral» y se ha convertido en un catecismo que debe seguirse a rajatabla: todo lo contrario que la idea original. Ahí es donde nos ha caído la peste de las rúbricas, entre otras: basura pseudopedagógica que una vez más, solo castiga al profesorado con más burrocracia que resta tiempo a su preparación y constante actualización.
    A los responsables de algunos centros que han «trabajado por proyectos» que han salido en televisión, yo los habría puesto delante de un juez, para premiarlos más adecuadamente. A otros centros «conflictivos» que han visto en este «método» solo un modo de librarse de la tensión de conducir la clase, no tengo palabras publicables que dirigirles, como niño de barrio que soy.
    En conclusión: no se trata de elevar a dogma ningún sistema o sistemilla «innovador», se trata de hacer real una enseñanza diferente fomentando la libertad y la experimentación de un profesorado activo que así formará alumnos también activos.
  4. La Escuela de Profesores  también ofrece un curso sobre la evaluación por competencias…  Esto no es  tampoco ninguna novedad, se perpetró hace décadas en USA: es una nueva enfermedad del sistema educativo, ya aquejado por mil dolencias.
    Primero quiero decir la verdad: la evaluación por competencias no ha cambiado absolutamente nada en el día a día de una clase de Secundaria.
    Ha cambiado la burocracia,  la pesadilla de las rúbricas, el papeleo de las «programaciones»: esas cosas que son cómo describiría un pedagogo lo que hace un profesor y no cómo un profesor programa realmente su proyecto de curso.
    En suma: una inmensa pérdida de tiempo y de papeles que nadie va a leerse jamás… Y voy a mencionar brevemente un elemento de los más repugnantes y perversos: la «programación de aula»…  Escriba usted con antelación qué va a hacer en el aula  cada minuto de cada hora de clase, cada día, cada semana, cada mes,  durante todo el año: título, tema, material, material audiovisual, objetivos, evaluación, adaptación a diferentes tipos de alumnos, previsiones de ampliación, refuerzo y recuperación… Sí, escriba usted en una hoja eso para cada minuto de cada  hora de clase de todo el curso: ¿es o no es una burla indecente este sistema educativo estadounidense opresivo, discriminatorio y des-formador que en España conocemos como «ESO»?
    Por tanto, ¡cuidado con exponer sin espíritu crítico las «novedades» solo porque son » novedades». En una escuela para  maestros hay que hacer una exposición crítica de las innovaciones y separar  la paja del trigo.
  5. La Escuela ofrece también en sus cursos una visión de diversas teorías educativas renovadoras o que intentan serlo. Todas tienen décadas a sus espaldas.
    Como institución de nivel universitario, por supuesto que debe  exponerlas adecuadamente. Pero a los estudiantes de la UNIR, les recordaría que no pierdan de vista que en el terreno del que estamos hablando, toda la teoría cabe en unas cuantas líneas… Que es lo que voy a hacer a continuación:

Para finalizar, recuerdo lo más importante:

  • Hay que darle a cada alumno un ordenador y una buena conexión a internet.
  • Un centro educativo debe gestionar  un alojamiento web propio y potente.
  • El profesorado debe pasar a ser realmente activo, formarse, experimentar y usar las herramientas de verdad idóneas para favorecer que el alumno tome de verdad las riendas de su aprendizaje.

?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *